Obesidad y Embarazo

Obesidad y embarazo

Su peso antes del embarazo y el índice de masa corporal (IMC), así como tu salud y la del bebé, juegan un papel importante en determinar cuánto peso se debe aumentar durante el embarazo. Consulta con tu médico especialista para determinar qué es mejor en tu caso y para controlar el peso durante el embarazo. Es importante empezar por considerar estas pautas generales para el aumento de peso durante el embarazo cuando se es obesa:

  • Embarazo único: Si eres obesa y llevas un bebé, el aumento de peso recomendado es de 5 a 9 kilos.
  • Embarazo múltiple: Si eres obesa y estás embarazada de gemelos u otro embarazo múltiple, el aumento de peso recomendado es de 11 a 19 kilos, dependiendo del caso.
  • En lugar de ganar o perder una cantidad específica de peso durante el embarazo, es posible que tu médico podría te aliente a centrarte en evitar el aumento excesivo de peso durante el embarazo.

    La obesidad durante el embarazo aumenta el riesgo de diferentes complicaciones durante el embarazo, incluyendo:

    • La diabetes gestacional. Las mujeres que son obesas tienen más probabilidades de tener diabetes durante el embarazo que las mujeres que tienen un peso normal.
    • Preclamsia. Las mujeres que son obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta y proteínas en la orina después de la semana 20 de embarazo.
    • Infección. Las mujeres que son obesas durante el embarazo corren mayor riesgo de infecciones del tracto urinario. La obesidad también aumenta el riesgo de infección después del parto, si el bebé nace por vía vaginal o por cesárea.
    • La trombosis. Las mujeres que son obesas durante el embarazo corren mayor riesgo de una enfermedad grave en la que un coágulo de sangre se forme dentro de un vaso sanguíneo.
    • Apnea obstructiva del sueño. Podrían estar en mayor riesgo de un trastorno del sueño que puede ser grave y en el cual la respiración se detiene repetidamente y comienza. El embarazo también puede empeorar la apnea obstructiva del sueño existente.
    • Atrasos en el parto. La obesidad aumenta el riesgo de que el embarazo se prolongue más allá de la fecha prevista de parto
    • Problemas laborales. La inducción del parto es más común en las mujeres obesas. La obesidad también puede interferir con el uso de ciertos tipos de medicación para el dolor como por ejemplo, la anestesia epidural.
    • Cesárea. La obesidad durante el embarazo aumenta el riesgo emergencia y la necesidad de hacer cesárea. La obesidad también aumenta el riesgo de complicaciones tales como retraso en la cicatrización e infecciones de heridas. Las mujeres que son obesas tienen menos probabilidades de tener un parto vaginal exitoso después de una cesárea (PVDC).
    • Pérdida del Embarazo. La obesidad aumenta el riesgo de aborto involuntario y muerte fetal.

    Dirección:

    CEDIMMONT.
    Calle 50 #206 x 47 y 45
    Fco. de Montejo

    E-mail:

    saludmujerdemexico@hotmail.com

    Teléfonos:

    Citas:

    999 386 3828

    Urgencias:

    999 369 4165

    Ubicación

    CEDIMMONT